miércoles, 10 de junio de 2015

En busca de la felicidad perdida

Quizás lo hayas aprendido hace mucho tiempo, quizás lo hayas creído siempre,  quizás “la vida” te haya enseñado que lo que la vida te da, la vida de lo quita, y que igual que la felicidad viene, la felicidad se va, que no depende de ti. Pero no es verdad, la felicidad depende de ti, y lo más importante, si alguna vez has sido feliz, puedes volver a serlo y depende de ti.

No pienses que lo que te estoy contando es una historia de “libro de autoayuda”, de cuento bonito de esos que encuentras por Internet, lo dice la ciencia, la ciencia de la felicidad. Aquí lo hemos explicado muchas veces, los estudios científicos dicen que las circunstancias, lo que nos pasa en nuestra vida, solo representa el 10% de la felicidad. Lo más importante es la genética, es verdad, el cómo somos y que no podemos cambiar, pero casi igual de importante es lo que hagamos con nuestra vida, lo que decidamos, lo que aprendamos, nuestra felicidad depende de nuestro comportamiento deliberado. Y eso nos lleva a una sencilla idea, si alguna vez has sido feliz, puedes volver a serlo, casi tanto como la vez que más feliz haya sido en tu vida (lo único que podría tener en contra son las circunstancias, pero eso solo es un 10% de tu felicidad).

¿Cómo lo puedes hacer? ¿Cómo puedes volver a ser feliz? Primero, creyendo que tu felicidad no depende de que un amor se te haya roto, tengas problemas laborales, o problemas de salud. Es verdad que el cuerpo, y la mente, necesita un tiempo para adaptarse a las nuevas circunstancias, a la perdida y a su dolor o a una nueva situación que hace que todo sea más difícil. No es bueno tener prisa, es necesario procesar todo eso. Pero tienes que creer que tu puedes volver a ser feliz.

En segundo lugar necesitas revisar tu autoestima, no vales menos por lo que te ha ocurrido, por lo que alguien piense de ti, seguro que eres muy valiosa. Quizás necesites pedir ayuda a un profesional, te tienes que querer y te tienes que gustar. A veces no es fácil, quizás tu mente se haya pasado demasiado tiempo pensando que tu valor depende de los demás o repitiéndote todos tus fallos y errores.

Y en tercer lugar necesitaras trabajar los objetivos que tienes en tu vida, lo que es importante para ti, a dónde quieres llegar. Aquí hay una trampa, solo puedes elegir objetivos que dependan de ti (no vale que tu objetivo sea que fulanito o fulanita te quiera o ser el más rico o guapo del mundo). Y después te tocará organizarte y organizar tu tiempo en función de esos objetivos y del camino que diseñes para conseguirlos.


Tu vida es tuya, tu felicidad también.


Y tambien puedes comentar
comments powered by Disqus