jueves, 17 de julio de 2014

¿Por qué nos emparejamos?

Y cuando digo emparejarnos digo casarnos, juntarnos, arejuntarnos, hacernos pareja, pareja de hecho, novios, amigos, amigos especiales…  Eso si, solo hablaré de parejas. Aunque hay otras formas de amor y relación, en cuestiones románticas lo mayoritario es la pareja (aunque ya se sabe que hay quien defiende que el matrimonio es una carga tan pesada que sólo se puede llevar entre tres).

Imagen de RubioBuitrago (CC BY-NC 2.0) de Flickr 2
La pareja nos ofrecen muchas cosas y nos aleja de otras. Los seres humanos tenemos necesidad de afiliación, de sentirnos parte de un grupo, aunque sea de dos, de relaciones sociales, es decir, tenemos necesidad de otros. En el otro lado tenemos miedo a la soledad, no a esa soledad buscada conscientemente y tan necesaria a veces. El grupo hace la fuerza y otra persona nos aporta seguridad, seguridad ante nuestra soledad y en el grupo.

Aunque popularmente se dice que los casados tienen menos relaciones sexuales, la realidad contradice esa idea. Así que la posibilidad de mantener frecuentes relaciones sexuales es otro de los posibles motivos. Además está el deseo de tener familia, hijos, descendencia, objetivo más fácil de alcanzar si se tiene pareja estable (especialmente para los hombres heterosexuales). Si la teoría del gen egoísta nos sitúa en meros transmisores de cromosomas e información genética, la pareja nos ayuda con esa responsabilidad de la naturaleza.

La presión social, desde pequeños nos empujan a enamorarnos y buscar el “y vivieron felices y comieron perdices”, y a veces nuestro camino vital parece inevitablemente marcado a no “quedarnos solteros”. Y luego vienen cuestiones económicas, poder pagar la hipoteca que quizás no tendríamos sino tuviéramos pareja; cuestiones sociales, en determinados ámbitos es necesario tener pareja formal con la que poder pasear; o cuestiones psicológicas de compensación, una baja autoestima se puede intentar subir con una relación formal.

Pero… ¿y el poder amar y sentirnos amados? Para mi es la más interesante de todos los posibles motivos para emparejarnos. Es cierto que uno se puede sentir amado y sentir amor fuera de una relación de pareja, con amigos y con la familia. Pero hay algo de especial en esa relación, la pasión, el deseo de estar con el otro, el desear querer estar con el otro toda la vida, el compromiso, la intimidad, la confianza… Sentir que la otra persona nos ha elegido a nosotros de forma exclusiva (se puede ser amigo de muchos o algunos, pero no se suele ser pareja con más de uno). Si el amor es una constelación de sentimientos, pensamientos y comportamientos, puede que querer vivir todo eso sea el motivo principal para emparejarnos.
Y tambien puedes comentar
comments powered by Disqus