jueves, 20 de marzo de 2014

Gracias por nuestra historia de amor

¿Le has dado las gracias a tu pareja por todo lo que has vivido junto a ella? ¿Le has demostrado que te crees afortunado por haber conocido a alguien como él o ella? ¿Le has dicho que te gusta mucho su forma de ser, mucho de lo que ha hecho, dicho o sentido? Si no lo has hecho, nunca es tarde para empezar  y si lo has hecho, prueba a hacerlo de forma especial.



La gratitud es la acción de dar gracias, mostrarle a alguien que estás agradecido por algo vivido con él o ella en el pasado. Las personas felices miran el pasado con gratitud, valoran lo bueno que ha pasado en sus vidas. El pasado está lleno de todo tipo de cosas, buenos y malos momentos, alegrías y tristezas, miedos y esperanzas, y está lleno de personas con las que hemos pasado y disfrutado experiencias y días inolvidables.

Lo mejor del ejercicio que propongo hoy es que además de hacer un regalo a la persona a la que le expresamos agradecimiento, nos hace feliz a nosotros, a los que damos las gracias. Y todo en tres sencillos pasos. En primer lugar coge papel o lápiz (o un teclado y una pantalla) y ponte a escribir. Escribe todo lo que se te ocurra, momentos vividos, instantes que duraron un minuto o situaciones que se extendieron durante años. Escribe momentos en los que esa persona a la que quieras te hizo disfrutar muchísimo o te demostró su apoyo y cariño. Un viaje, una cena, un paseo, un beso, lo que sea. Escribe lo que sabes de esa persona, aquello que hizo sin que casi nadie se enterara, aquella dificultad que superó, aquel gesto que tuvo de bondad y que solamente tú viste. Escribe cómo es, cómo ves a tu pareja, cómo se comporta con los demás y contigo, cómo siente, cómo piensa y cómo actúa. Escribe sin pensar demasiado y después selecciona de lo que has escrito lo que te gustaría agradecerle, puede ser todo o solo una parte de todo lo que te haya salido en esa tormenta de ideas que has hecho. Imprímelo o pásalo a limpio, es importante que este por escrito.

El segundo paso es preparar el momento y el lugar. Elige un lugar significativo para los dos, el primer sitio donde quedasteis para tomar algo, un sitio en el que os encanta estar o pasear o un restaurante del que te hayan hablado muy bien. Puedes preparar una cena íntima en casa, una noche especial, lo importante es que sea lo que sea, lo elijas y lo prepares con tiempo y cuidado.

Y ahora disfruta, ese es el siguiente paso. Pasead, tomaros una caña o cenar y después léele lo que has escrito y regálale lo que has impreso o pasado limpio. Dale las gracias, demuéstrale con tus palabras que sabes apreciar todo lo que te ha dado, cómo es, lo que te hace sentir y sobre todo que te sientes afortunado porque un día comenzara la historia entre vosotros dos.


Y tambien puedes comentar
comments powered by Disqus