martes, 18 de febrero de 2014

Mejor solo que mal acompañado

¿Cómo puede un artículo sobre psicología positiva y relaciones de pareja empezar así? ¿Mal acompañado? La verdad, eso no suena mucho a felicidad y emociones positivas. Seguro que en algún momento has oído que los hombres casados viven más tiempo que los solteros. Es posible que hayas oído incluso que las personas casadas son más felices que las solteras. Pues todo eso es cierto, y a pesar de eso, más vale solo que mal acompañado.

Imagen de LaughingRhoda (CC BY-NC-ND 2.0) de Flickr
En primer lugar, una explicación. Cuando digo casados me estoy refiriendo a personas que viven en pareja, estén casados, sean parejas de hecho o se autodefinan como amigos especiales. El problema es que la mayoría de los estudios, especialmente los primeros que se hicieron, muchos de ellos norteamericanos, estudian a personas casadas. Sin embargo, los datos no parece que sean muy diferentes en otro tipo de parejas.

En un estudio con 35.000 estadounidenses se encontró que el 40% de las personas casadas dijeron ser “muy felices”, mientras que solo el 24 % de las solteras, divorciadas, separadas o viudas afirmaron serlo. Además no hay diferencias entre hombres y mujeres, edad o nivel de ingresos. En el Primer Informe sobre la Felicidad de Coca-Cola en España, que a pesar de lo que pueda parecer por su patrocinador es un estudio serio, las personas muy felices con pareja eran el 82,7%. Sin embargo, en las personas sin pareja era solo del 64%.

Entonces, ¿Más vale solo que mal acompañado? Por supuesto. ¿Qué pasa si comparamos a las personas que tienen “matrimonios no muy felices” con los solteros o divorciados? Pues que las investigaciones demuestran que las personas que viven esos matrimonios son menos felices que los “singles”. Y es que estar en una mala relación de pareja no se soporta fácilmente, la infelicidad crece y los problemas en la pareja permanecen o la mayoría de las ocasiones  terminan creciendo, y más infelicidad, y más insatisfacción. Cuando vives una relación de pareja infeliz puedes decidir separarte o buscar una solución para encontrar el amor feliz y una relación saludable, si no funciona puedes volver a intentarlo todas las veces que quieras, pero tienes que saber que puedes perder tu vida y tu felicidad intentando una solución que quizás no llegue nunca.

Quien ha vivido una relación de pareja feliz y ha vivido una relación de pareja que no le ha hecho disfrutar o incluso le ha hecho sufrir sabe que lo importante no es tener o no tener pareja sino ser feliz. Se puede ser muy feliz sin pareja y muy infeliz con pareja, la equivocación suele consistir en pensar que para ser feliz solo podemos serlo si conseguimos una pareja o si arreglamos nuestra relación actual, que solo podemos ser feliz con él o ella.

Como decía en otro artículo, si el amor no nos hace disfrutar no es amor. Por eso, si estás en una relación que no termina de funcionar, busca solución, habla con tu pareja, cambia cosas. Sino conseguís cambiar podéis buscar ayuda en un buen psicólogo especialista en terapia de pareja. Lo que no tendría sentido es conformarse con ser infeliz, porque más vale solo que mal acompañado.




Y tambien puedes comentar
comments powered by Disqus