martes, 4 de febrero de 2014

Día Mundial contra el Cáncer. Destruyendo mitos: no es necesario hablar del cáncer.


Hoy, 4 de febrero, es el Día Mundial contra el Cáncer y la Union for International Cancer Control (UICC) ha realizado una campaña contra los mitos del cáncer. Y uno de esos mitos me parece especialmente importante: No es necesario hablar del cáncer. Siempre me ha llamado la atención una realidad que hasta hace poco era la práctica habitual y que, creo que afortunadamente, hoy en día está disminuyendo. Cuando se sabía que alguna persona famosa tenía cáncer era muy habitual que no se dijera cuál era la enfermedad que padecía y se utilizaban eufemismos para evitar decir el nombre de esa enfermedad. Una especie de tabú que supongo provenía del mito de considerar el cáncer igual a muerte. Hoy en día sabemos que el cáncer no es un sinónimo de muerte, que cada vez la mortalidad es menor, y la sociedad ha trabajado muchísimo para cambiar esa imagen pública del cáncer como algo oscuro que es necesario ocultar y llevar en secreto. Muchos son los ejemplos de ese esfuerzo, y maravilloso ha sido el último gran ejemplo de todo esto, el cortometraje dirigido por Paco León.



El diagnóstico de cáncer supone una noticia  que no es fácil de asimilar, es un duro momento que suele conllevar una gran dosis de incertidumbre y de miedo. Esta noticia y todo lo que conlleva, se convierte en un acontecimiento vital que suele cambiar la vida de las personas que lo sufren. Las pruebas médicas, los diferentes tratamientos e intervenciones quirúrgicas que pueden venir tras este diagnóstico, se convierten en un difícil proceso en el que suelen aparecer emociones de conmoción, tristeza, ansiedad, rabia o soledad. Como muchas enfermedades, las consecuencias no solo son padecidas por los enfermos, sino que los familiares y amigos también sufren muchas de esos síntomas emocionales que provocan la incertidumbre y la dureza del tratamiento.

Poder apoyarse en las personas que tenemos alrededor se convierte en un aspecto crucial en el tratamiento del cáncer y así lo constatan muchísimos estudios científicos. Poder compartir nuestros pensamientos con personas que nos quieren es un arma muy importante para poder regular mejor nuestras emociones. Miedos, sentimientos de rabia y otras emociones están apoyados en ideas que anidan en nuestras cabezas en situaciones difíciles y muchas veces es fundamental poder compartirlos para aclarar todo lo que sentimos y pensamos. Pero no sólo hablar es importante, sino escuchar y percibir el apoyo y el cariño de los demás es algo que necesitamos en cualquier momento, y también en los momentos difíciles.

Otro punto muy importante son los grupos de autoayuda y los recursos alrededor de ellos. En España el movimiento asociativo entorno a la lucha contra el cáncer es una gran herramienta con la que combatir un diagnóstico de cáncer. La UICC nos recuerda que “Los grupos de apoyo pueden ofrecer un entorno protector y de apoyo para las personas que viven con cáncer, de manera que puedan expresar sus sentimientos y reducir la ansiedad y el miedo. Además, también proporcionan un espacio seguro en el que pueden compartir información sobre las opciones de tratamiento del cáncer y sus efectos secundarios”. Conocer y hablar con otras personas que han vivido situaciones parecidas a las nuestras, que nos puedan escuchar y comprender  es una ayuda que muchas personas definen como fundamental ante la nueva realidad que nos presenta el cáncer. 

Ante el mito de “No es necesario hablar del cáncer”, una verdad “verdadera”:  aunque sea un tema difícil de tratar, hablar abiertamente sobre el cáncer puede ayudar a las personas que lo padecen, a su entorno y a toda la sociedad.


Y tambien puedes comentar
comments powered by Disqus