jueves, 9 de enero de 2014

Tres beneficios de sonreir

La sonrisa es el símbolo de todas las emociones positivas, del bienestar y de la felicidad. ¡Qué difícil es resistirse a una sonrisa! Si estás al lado de tu pareja, o al lado de quien sea, prueba a sonreírle ahora mismo. Venga, va en serio, esto es un experimento. Si hay alguien en tu casa pero estas solo en la habitación, levántate y ve a por tu compañía y... sonríele.

Seguro que, aunque te haya mirado con cara de extrañeza, ha sido incapaz de no sonreír también. Y es que la sonrisa, al igual que la risa es contagiosa. Por supuesto que todo tiene sus limitaciones, si estabais recién enfadados o hay algún conflicto importante entre vosotros, es posible que no os hayan devuelto la sonrisa, pero incluso en estos supuestos es muy posible que al final lo haya hecho. Otra limitación es que vuestra sonrisa haya sido autentica, y es que es importante la expresión autentica de nuestras emociones.

Algunos derechos reservados por PHOTO ♥ BOOTH en Flickr

Pero volvamos al centro de este post, que mi intención es exaltar la importancia de la sonrisa a través de tres beneficios de nuestra sonrisa:

1. La alegría se transmite a los demás a través de la sonrisa. Según Paul Ekman la alegría es la emoción que más se reconoce de forma acertada por  parte de los demás, y la sonrisa tiene mucho que ver. Cuando sonreímos estamos transmitiendo un ánimo positivo que se transmite al otro y se contagia, por eso sonreír de forma auténtica nos acerca a los demás. El otro se pone en modo positivo, tiene más ganas de estar con nosotros ( buscamos lo alegre), se fían más de nosotros (no nos fiamos de los tristes); atraemos eróticamente al otro (esas sonrisas magnéticas).

2. La sonrisa provoca más alegría. Nuestras emociones nos hacen comprender mejor lo que nos rodea y lo que nos sucede. ¿No te has sorprendido nunca a ti mismo sonriendo? El dolor nos aleja de lo que nos duele y la sonrisa nos indica lo que nos gusta, con lo que disfrutamos. Nuestras emociones nos guía, según De Sousa, las emociones nos ayudan a tomar las decisiones más correctas posibles. Un componente fundamental de la inteligencia emocional es percibir e identificar nuestras emociones, para poder regularlas y que nos lleven al camino correcto. Así que al sorprendernos sonriendo, algo extremadamente automático, identificamos lo que nos hace sonreír y provoca que lo busquemos más.

3. Y el último que hoy comentaré es para mí el más importante. Sonreír es un placer, ¿A quién no le gusta sonreír? La sonrisa no va sola, es una hermosa bandera de muchos cambios en nuestro cuerpo que nos hace disfrutar. Como decía antes la alegría nos indica cosas positivas, es una señal. Pero no sólo es una señal, es un refuerzo, un premio que nos ha aportado la naturaleza para distinguir lo positivo en nuestras vidas. Y para conseguir ese propósito la alegría tiene que dar placer. Nuestra sonrisa nos hace disfrutar de nosotros, saborear el momento y lo que nos rodea, la sonrisa es disfrutar.
Y tambien puedes comentar
comments powered by Disqus