jueves, 30 de enero de 2014

El Síndrome de Estar Quemado (en la pareja)

El sindrome de estar quemado en la pareja- Corazones Inteligentes
Burnout Imagen de  kreg.steppe (CC BY-SA 2.0) de Flickr
El Síndrome del Burnout o Síndrome de Estar Quemado fue descrito por primera vez por el psicólogo estadounidense Herbert Freudenberger  y se da sobre todo en profesionales que trabajan de cara al público que trabajan con personas, y está definido por tres síntomas: la baja realización personal, el agotamiento personal y la despersonalización. Veamos cada uno de ellos:
  • La baja realización personal se caracteriza por una insatisfacción con el propio trabajo o con los resultados laborales, “mi trabajo no sirve para nada” o “no consigo hacer bien mi trabajo”.
  • El agotamiento personal es una sensación muy parecida a la depresión que se caracteriza por la sensación de no poder más, cansando del día a día el trabajador tiene la sensación de que el trabajo es un grandísimo esfuerzo que le supera.
  • Por su parte la despersonalización, que es el síntoma posiblemente con peor imagen de cara al exterior, es el desarrollo de emociones negativas, y de actitudes, comportamientos y  sentimientos negativos hacia las personas con las que estamos trabajando.

Pues bien, la verdad es que me sorprendió mucho cuando leí como David D. Burns hablaba de un Burnout en las relaciones de pareja. ¿Puede darse la despersonalización, el agotamiento emocional o la baja realización personal dentro de la pareja? La verdad es que Burns no analizaba todos estos síntomas y se limitaba a utilizar el nombre de quemarse para hablar de otros problemas. Pero la idea merece una reflexión en Corazones Inteligentes.

Siempre se ha dicho que del amor al odio quizás no haya tantos pasos. Cuando la pareja convive durante demasiado tiempo con problemas, peleas o incomunicación, es habitual que las emociones positivas que nos provoca la relación se transformen en emociones negativas y en infelicidad. Ante los conflictos y los problemas, hay parejas que deciden cortar la relación; otras, la mayoría, intentan solucionar lo que les está pasando y de esas parejas hay unas que consiguen superar los problemas y hay otras que no; y de esas parejas que no consiguen resolver los problemas hay parejas que rompen y otras que no. Mi teoría es que esas parejas que permanecen juntas a pesar de sus peleas y sufrimiento tienen un riesgo muy importante de sufrir el Síndrome de Burnout en la Pareja.

Aun que pueda ser duro reconocerlo hay personas que viven quemadas en su relación de pareja. Con una sensación de no ir a ninguna parte, de estar en una relación que no les hace disfrutar, de estar perdiendo el tiempo, es decir, de una baja realización personal. Sin fuerzas, continúan en una relación que hace tiempo no saben cómo mejorar, indefensos, evitan estar con sus parejas y sufren al ver que su relación ya no tiene nada que ver con lo que fue. Y con ello sienten en su propia persona el agotamiento personal del Burnout. Y por último llega la despersonalización, la pareja deja de tratarse con cariño y crecen las actitudes de desprecio y rencor. La pareja deja de relacionarse y cuando lo hace es a base de peleas y de echar en cara lo mala que es la otra persona.


¿Y qué se puede hacer cuando uno siente baja realización personal, agotamiento personal o despersonalización en su relación de pareja? Estar quemado en tu relación es algo muy serio y no siempre es fácil salir uno sólo, lo cierto es que si esta es tu situación posiblemente necesites ayuda profesional
Y tambien puedes comentar
comments powered by Disqus