jueves, 5 de diciembre de 2013

La noticia de los viernes: sexualidad sin amor y desordenes psicológicos.

Hoy es jueves, ya lo sé, pero mañana es fiesta, el blog descansa y esta vez no nos podemos quedar sin la noticia de los viernes. La semana pasada se me escapó y además era más importante señalar el Día Mundial de lucha contra el SIDA, pero creo que es importante comentar la entrevista que se publicó el pasado 28 de noviembre en el Diario de Córdoba. Enrique Rojas es un famoso psiquiatra, de esos que tienen muchos libros publicados y muchas entrevistas en los medios de comunicación. Y como en todos los gremios de profesionales famosos, incluidos psiquiatras y psicólogos, hay muchos que tienen una fama merecida y otros que no.

Así ve Enrique Rojas el sexo sin amor

Hace muchos años que me leí su libro “Elamor inteligente: corazón y cabeza: claves para conseguir una pareja feliz”. Desde entonces no he vuelto a leer nada suyo. El libro era un montón de ideas personales puestas una al lado de la otra sin ningún estudio científico serio que las sustentara. Además  recuerdo que, bajo mi punto de vista, muchas de sus opiniones eran carcas y antiguas. He buscado un rato el libro, no lo he encontrado, una pena. Lo he buscado en la tiendaKindle y me he bajado un fragmento. Cuando lo leo tengo la sensación que le importa más la ruptura de las parejas que su felicidad pero sobre todo me quedo con frases como “sin amor no hay felicidad” y su “yo necesito a alguien para compartir mi existencia” que sitúa a las personas sin pareja en personas incompletas e infelices.

Pero vamos con la entrevista a Enrique Rojas que se publicaba hace unos días: "La sexualidad separada del amor es la puerta de desórdenes psicológicos", muy buen titular. Rojas podría haber dicho también que “el amor es la puerta de desórdenes psicológicos” o que “el contacto con otros humanos es la puerta a graves infecciones” o que “comer es la puerta a la obesidad mórbida”. Todas esas frases son ciertas, bueno son ciertas si les ponemos un “puede” en medio, es decir, “la sexualidad separada del amor puede ser la puerta de desórdenes psicológicos”. Sin embargo lo importante para este psiquiatra es hablar del demonio del sexo sin amor.

Aprovechando unas jornadas de otoño organizadas por laAsociación Presencia Cristiana, Enrique Rojas ofrece una entrevista que no tiene desperdicio: “La sexualidad como consumo significa una patología, son tiempos de extravío. Es el placer por el placer”. Une placer por placer, patología, sexo y la decadencia de la sociedad occidental en un par de preguntas. Hay quien pensará que estoy siendo muy crítico, que todas las opiniones son respetables... 

El problema está en que este señor emite sus opiniones sin ninguna base científica, sin ningún estudio serio que refrende esas ideas pero bajo el halo de ser psiquiatra, como si la psiquiatría le respaldase. Y eso no es cierto.


Para terminar un extracto de la entrevista: “Pornografía y masturbación forman un binomio. La persona que ve pornografía termina teniendo sexo con su propio cuerpo y esto produce una degradación. Pero en una sociedad tan permisiva, para mucha gente es lo normal”. Hay ideas que se explican por si solas. 


Y tambien puedes comentar
comments powered by Disqus