martes, 19 de noviembre de 2013

EL FINAL DE UNA RELACIÓN: ¿FRACASO O ÉXITO?

¿El éxito del buen tiempo vivido o el fracaso del final? Muchas veces he oído aquello de “hemos fracasado en nuestra relación”. En el final de una relación todo es malo, todo es negro, todo es fracaso, o… ¿eso creen y sienten muchas personas?



Que nos sintamos fracasados no quiere decir que seamos unos fracasados o que hayamos fracasado. A veces nuestras emociones nos juegan unas malas pasadas. Posiblemente todo venga de un problema muy sencillo, y es que un día asumimos como nuestro un objetivo que no dependía solo de nosotros. Un día pensamos que íbamos a querer a la otra persona toda la vida, que el amor iba a durar hasta que la muerte nos separara. A lo mejor siempre tuvimos ese ideal romántico o a lo mejor la felicidad del amor nos hizo sentirlo sin que fuésemos conscientes.

A veces las parejas duran toda una vida, a veces las parejas duran toda una vida felices y a veces no. La realidad es que no depende solamente de nosotros, depende de emociones que no controlamos, de situaciones que cambian, dependen de la otra persona. Todo cambia, nosotros, los otros, el amor, las relaciones.

El hecho es que no me imagino a un deportista de élite (o si me lo imagino, pero ese es otro tema) que ha ganado todo en su vida, que ha tenido una vida plagada de éxitos y triunfos, pensando que ha fracasado en su carrera deportiva porque no haya ganado ningún título el último año de su vida como deportista profesional. Estar seis meses, 1 año, 10 años disfrutando del amor feliz en una relación es un éxito que nunca se tiene que olvidar. Un instante de amor es un instante por el que deberíamos sentir gratitud. No podemos valorar una relación como fracaso porque haya llegado a su final, como mucho podremos “suspendernos” en la última etapa, sabiendo además que hay cosas que no dependen de nosotros. Mucho mejor decir que hemos tenido un éxito tras otro en una relación hasta que al final sencillamente hemos terminado. Incluso, para los más optimistas, poner  fin a una relación de la mejor manera posible puede constituir un éxito.

No tiene sentido atormentarnos con esas frases hechas, viendo fracasos donde solo hay finales. Las relaciones requieren atención, cuidado y arreglar los problemas que vengan, pero a veces es necesario despedirse. Disfrutemos del amor pero solo mientras sea un verdadero amor, un amor feliz.
Y tambien puedes comentar
comments powered by Disqus