martes, 24 de septiembre de 2013

El círculo de la felicidad

Tres investigadores, Lyubomirsky,Sheldon y Schkade, publicaron en el en el año 2005 un artículo donde identificaban los factores más importantes que determinan la felicidad. Alguien podrá pensar que esos factores son la salud, el dinero y el amor, sin embargo las investigaciones nos describen otra realidad. ¿De qué depende la felicidad? Veamos este gráfico.



Nuestra felicidad depende en un 50% de nuestra genética. Hay personas que tienen más fácil ser feliz que otras. Si esto es así, seguro que alguien está pensando que esto es mucho... ¡la mitad de nuestra felicidad! Pero pensemos que la mayoría de las cosas dependen de nuestra genética en mucho más que un 50%, nuestra altura o nuestra inteligencia vienen más determinadas por nuestra herencia que la felicidad. Pero además, seguro que podemos recordar alguna etapa de nuestra vida en la que fuimos felices, así que ¿nuestra genética no nos influirá tanto de forma negativa?

Nuestras circunstancias nos influyen en sólo un 10%. Es decir nuestro nivel económico, nuestra salud, nuestro estado civil... ¡Sólo un 10%! Pues sí, por mucho que nos sorprenda. Y es que el ser humano se acostumbra mucho a las circunstancias, que somos pobres y nos toca la lotería, pues nos acostumbramos a la riqueza; que somos ricos y nos arruinamos, pues nos acostumbramos a la pobreza. Así que, si somos pobres, tenemos una salud frágil o no hemos encontrado al amor de nuestra vida no tenemos por qué ser infelices. Es más, si lo somos por esos motivos es muy probable que sea una profecía autocumplida y que nos estemos convenciendo que no podemos ser felices.

¿Y el otro 40%? Pues nuestra Felicidad depende de nuestra actividad deliberada en ese porcentaje. ¿Y qué es la actividad deliberada? Son nuestros comportamientos, lo que hacemos todos los días de nuestra vida y lo que pensamos. De cómo sea nuestra manera de pensar, de valorar lo que nos pasa, de planificar nuestra vida o de lo positivo que seamos de cara al futuro, de lo que hagamos. Y eso, depende de nosotros.
Y tambien puedes comentar
comments powered by Disqus